Ya han pasado dos funciones de “Theodora” y nos preguntamos “¿Por qué no dejar pasar esta oportunidad para ir al Teatro Colón?

Sin arremeter contra la trama de la ópera e indirectamente “spoilear” la puesta, “Theodora” presenta varios elementos de la ópera tradicional y, a su vez, componentes de una sociedad deconstruida. Partiendo de los textos de Marcella Maria Althaus-Reid, cuyo componente trasgresor sigue increíblemente vigente, tenemos un oratorio – presentado como si fuese una ópera – que logra converger la leyenda de unos santos con la lucha del deseo propiamente dicho. Pero cuando aquí hablamos de deseo, no nos volvemos a encontrar con la “sexualidad”, sino con una conexión con parte de la identidad de una persona y su albedrío de encontrar su espiritualidad de una forma distinta a la regla. Es así como la lucha de Teodora por defender sus creencias, y ya saber que va a morir por ello, es bastante asimilable a la lucha de muchos íconos LGTBQ+ respecto a ciertos derechos que hoy tenemos de hecho. 

Pero más allá de este componente “queer” o “trasgresor” en un Teatro que aún en el imaginativo popular representa la “clase tradicional” y cierta opulencia, hay un elemento fundamental que permanece intacto y que es el otro punto de atracción a nuevos públicos: “La música”. Durante los ensayos previos al estreno de Theodora, Johannes Pramsohler  (director de orquesta invitado) se sentó con BlueberryMusica para hablar un poco sobre la música de Händel​ y de cómo no se debe perder el foco en ella, al momento de generar propuestas como la que hoy se encuentra en el máximo teatro porteño. 

Entonces esta producción en particular tiene como una “reinvención” del texto, sin modificar la esencia de este oratorio. La producción encontró una profunda conexión con la obra de la teóloga argentina Marcella Althaus-Reid, quien tenía un punto de vista revolucionario sobre la religión, relacionándola, por ejemplo, con el feminismo o el movimiento Queer. ¿Te influyen estas ideas revolucionarias que se tienen en cuenta para la puesta en escena en la forma en que estás conduciendo esta producción?

“Tengo que decir que, en realidad, no. En sí, no entiendo cómo un concepto moderno, que tenemos hoy en día, podría influir en cómo interpreto la música en sí. Aún así, creo que el concepto que Alejandro tiene para esta producción es genial y me encanta. Pero eso es algo diferente a la música. Y creo que el trabajo con Alejandro es genial justamente por eso,  ya que se inspira principalmente en la música y creo que así debería ser. La música es lo que tenemos; tocamos «Theodora» de Handel y luego se hace la puesta en escena en base a ello y no al revés. De lo contrario, tampoco podría estar aquí, ya que trabajo en un estilo de música particular y ellos saben que esta es la única música que hago. Lo cual no significa que yo sepa cómo lo hicieron en ese momento, pero sí tengo una idea muy precisa de cómo lo hicieron, las tendencias de la época e influencias respecto del contexto histórico. Así que siempre trato que suene la música como, entiendo yo, la creó el compositor y luego, en base a ello, podemos lograr las asociaciones contemporáneas que se plantea en esta puesta.”

De la mano de Johannes, se logra mantener la esencia de Handel y de uno de sus oratorios más celebrados por su belleza musical. Por el otro, tenemos la profunda elaboración de dramaturgia y escena de Alejandro Tantanian que logra hacer múltiples declaraciones que invitan a la reflexión y a la representación del colectivo disidente. “Nuestros dioses son queer porque son lo que queremos que sean” es una frase que se proyecta en el escenario del mítico Colón que encapsula gran parte de esta disrupción propuesta y celebra las ideas de Marcela Maria Althaus-Reid, una mente brillante argentina cuyos aportes en el campo de la teología dieron, dan y darán de qué hablar y que no se le ha dado la atención suficiente por parte del público general argentino. 

Mercedes Moran encarna la voz de Marcela Althaus-Reid. FOTO: Maximo Parpagnoli

Me gustaría preguntarle cómo extenderías la invitación al público para que ayude a esta producción. Y cuando me refiero al público, me refiero a la gente en general, ya que esta producción es parte de la reciente reapertura del Teatro y, siendo este caso, podría significar que más personas estén ansiosas por experimentar el teatro en vivo.

 “Creo que esta producción es perfecta porque te da todo al mismo tiempo. Es un oratorio, pero lo hacemos cómo una producción de ópera, con gran canto y con la música más increíble que puedas imaginar”. Aquí nos detenemos a citar la frase en ingles “as good as Handel gets” que logra resumir la efusividad de este especializado director de orquesta y músico en este estilo musical ha comentado respeto a “Theodora”. “La forma en que Alejandro Tantanian trabaja sobre el concepto es sumamente interesante, con todo ese toque LGBT en él. Tenemos el vestuario que es de género fluido, realmente relacionado con nuestro tiempo hoy, pero de una manera muy sutil y no dando a lugar una producción estridente. Muy por el contrario, es una producción realmente profunda que se puede ver de muchas formas. Puedes verlo como un alegato al cristianismo para ser tolerante y pensar en el cristianismo como la mejor religión porque siempre ganará ya que no se preocupan si mueren porque siguen en vigente sus ideales o puedes verlo desde el lado romano, hablando de los cristianos como una secta y también tienes los textos de Marcella Althaus -Reid que dice que tenemos que construir nuestro propio Dios. Con todo esto, tenemos una ópera sumamente pensada y provocadora, con varias capas que se pueden descubrirse como críticas o ideas nuevas o como algo sumamente interesante; y luego tenemos teatro, con la participación de Mercedes Morán. Así que creo que no necesitas amar a Opera y seguro que descubrirás algo completamente nuevo.

Si esta pequeña nota te ha despertado tu interés por ir a ver y oír “Theodora” de Handel, te comentamos que aún hay entradas para sus funciones del 1 de Octubre y del 3 de Octubre, que se pueden adquirir a través de tuentrada.com y en la boletería del Teatro Colón.

Cast: Yun Jung Choi en el papel de Theodora, contratenor Martín Oro, mezzosoprano Florencia Machado, tenor Santiago Martínez y barítono Víctor Torres

La entrevista completa de Johannes Pramsohler, director de orquesta invitado, se puede ver a través del siguiente link.

Foto: Máximo Parpagnoli

Ya que estás aquí…

BlueberryMusica es un medio independiente de música, cuyo principal objetivo es ser el punto de encuentro entre lo «clásico» y el «pop». Esta labor nace de nuestra infinita devoción por la música y sin ningún tipo de financiamiento o ayuda, más que la de nuestros miembros y aportes de nuestros seguidores. Si te gustaría colaborar con BlueberryMusica puedes hacerlo invitándonos un café a través de Buy Me a Coffee o Cafecito App 

Puedes ingresar y ver más siguiendo este link.

Please follow and like us: