Love is here to stay es el título del nuevo disco de los legendarios Tony Bennett y Diana Krall. Desde BlueberryMúsica encontramos las cinco razones más importantes por las cuales, si aún no escuchaste este grandilocuente álbum, deberías hacerlo.

 

  • EQUILIBRIO JUSTO: Los cantantes, si bien pertenecen al mismo estilo musical, cuentan con matices de voz distintos. Krall tiene esa facilidad sumamente natural para poder transmitir nostalgia y melancolía hasta cantándote el “Feliz Cumpleaños”, mientras que Bennett tiene una mayor gracia y swing para aquellas composiciones que te hacen bailar hasta sentado. Definitivamente, esta mezcla sienta muy bien, sobre todo con las canciones elegidas.

 

  • CAMBIO DE PAREJA: Con esto no queremos desprestigiar la multifacética y hermosa voz de la cantante Stefani Joanne Angelina Germanotta, conocida como LADY GAGA ; simplemente es bueno ver como Tony se une a otra voz igual de talentosa, pero que desde el principio se ha dedicado al jazz. Sería grandioso, pero creo que poco probable, que en algún momento Diana Krall y Gaga hagan algún dueto con pianos. Se lo haremos llegar a sus productores a ver que dicen 😉

 

  • GERSHWIN: En este nuevo disco, todas las canciones provienen de este mítico compositor americano, el cual ha contribuido a diversos estilos musicales como la opera y el jazz, consagrándose como uno de los más relevantes de los últimos tiempos. Con tan solo escuchar “Fascinating Rhythm” o “Do It Again”, se puede confirmar el increíble talento que este músico que contribuyó a la historia de la música.

 

  • LA MAGIA DEL JAZZ: Cuando uno escucha este tipo de jazz standarts, inevitablemente siente un relajo y placer suave como el terciopelo. En estos tiempos tan distópicos, donde lo que menos hay en las calles es calma, está bueno poder retrotraerse a un momento de melodías sutiles, pero grandiosas, como las que posee este disco.

 

  • BUT NOT FOR ME: Si bien hemos puesto especial énfasis en las canciones de este disco, esta en particular resalta bastante. Es la única  que Diana canta sola en este albúm ya #1 en el chart de Billboard y debemos hacer una mención especial: Creo que no todos podrán ser seguidores del jazz, pero aun así, desafío a quien no le guste esta versión de uno de los clásicos de George Gershwin. Realmente, Krall siempre sabe cómo llegar a lo más profundo del espíritu de sus oyentes, al punto de estremecerte al entonar el ultimo estribillo: “But still I can’t dismiss, The memory of his kiss, I guess he’s not for me.

 

El disco ya está disponible para ser escuchado a través de las plataformas digitales de reproducción y aquí dejamos uno de los duetos de este precioso material:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *