En un año donde muchas figuras retornan al mundo de la música y medios masivos, no faltó el lanzamiento del tan esperado nuevo trabajo de Christina Aguilera.

Portada del disco «Liberation»

Escuchar aisladamente “Accelerate” puede ser realmente engañoso. Por lo menos para mí, cuando salió el single, supuse que el disco encaminaba en dirección al pop comercial con colaboraciones de raperos. Un tanto decepcionado y con poca expectativa, escuché en el día de hoy, el disco completo.

La cantante de origen neoyorquino nos otorga un disco del cual emana una gran base del genero soul y r&b, en donde por momentos se pueden encontrar reminiscencias ciertos iconos de estos estilos musicales (“Pipe”, por ejemplo, me  recordó a los mejores trabajos de la cantante Erykah Badu). Aquel single que me había dado una sensación de gran intrascendencia, cobra sentido al escucharlo como una canción más del álbum, sobre todo con la intro espiritual a modo de interludio “I Don’t Need It Anymore”. El mismo se convierte en la única canción “movida” que este este nuevo material contiene, por lo que su posicionamiento en el listado de canciones es bastante estratégico y conforma una buena jugada de cambio de ritmo y de clima al momento de escucharlo entero.

El disco, en sí, resulta ser bastante honesto. De las letras y mismo de la voz de Christina se puede notar una mimetización con el concepto de este trabajo de estudio, que consiste en la liberación. Esta rienda suelta de sentimientos se nota en “Fall in Line” y “Deserve”, donde uno percibe la carga emocional con la que entona los versos y estribillos (You run your mouth when it’s unnecessary/ Maybe I’m too sensitive/ And I find the truth scary). Con esto no quiero decir que ella jamás haya cantado con sentimiento, sino que en este nuevo trabajo discográfico se puede notar más humanidad en su forma de cantar, como deseando transmitir una historia real más que un cuento sobre un corazón roto.

En síntesis: Como mencioné al principio, pensé que iba a ser una decepción este nuevo trabajo de Christina Aguilera. Sin embargo, me sorprendió bastante. A juzgar por el sonido en general que este posee, no creo que la principal intensión de la artista sea lograr un éxito comercial, sino poner a la venta un disco que demuestra una excelente producción y concepto que hasta vale la pena la cantidad de años que esta talentosísima cantante estuvo ausente del mundo de la música.

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *