El jueves pasado tuvimos el placer de asistir a la última función de NUOVA HARMONIA. Luego de un deslumbrante abono, en donde pasaron diversas figuras de la música académica actual, el abono nos regalo un bello cierre de temporada: Una gala lírica de jóvenes intérpretes del “Fabricca Young Artist Programme”. Saldando una deuda con los amantes de la lírica, Nuova Harmonia y el ciclo Italia Siglo XXI nos otorgaron dos funciones (una de ellas, gratuita) en donde se vivió una intensa y muy profesional demostración de ópera. BlueberryMusica estuvo presente en ambas funciones y fue parte de esta gran clausura de temporada.

Buenos Aires, 12/05/2019 Gla Lirica «Fabbrica» Young Artist Program, Teatro dell’Opera di Roma. Foto: Enrico Fantoni

La Gala Lírica contó con la participación de cuatro cantantes y una pianista. Lejos de seguir los convencionalismos de un típico recital de cámara operístico, los intérpretes se adueñaron no solo del escenario, sino también de la sala, para otorgarnos una noche en donde no solo el virtuosismo vocal se hizo presente, sino también habilidades actorales y de improvisación. Fue así como una de las joyas de la noche, el dueto «No, no, no non v’è»  (perteneciente al primer acto de “La Cenerentola”) fue interpretado con una bella actuación aggiornada a nuestros tiempos, utilizando un smartphone como principal artilugio para dicha representación de este dueto. En una posterior entrevista con las cantantes Rafaela Albuquerque (soprano) y Sara Rocchi (mezzosoprano), nos confesaron que siempre tratan de tomar estos “riesgos” en pos de lograr una memorable interpretación:

Hace poco tuvimos el placer de hacer una alocada versión completa de “La Cenerentola”, con mucho lenguaje corporal y actuación. Saber actuar y bailar es algo muy importante para el cantante de ópera de hoy en día y para nosotras es mucho más disfrutable poder estar en movimiento, en vez de estar estáticos, concentrándonos puramente en nuestra técnica. Nos gusta también improvisar, hacer algo alocado pero que se encuentre dentro de lo que sería “la personalidad” del personaje.

Rafaela Albuquerque (soprano) y Sara Rocchi (mezzosoprano)

Pero no solo la actuación tuvo su lugar dentro de este recital, sino también la sutil pero adecuada conexión entre las diferentes arias y escenas elegidas como parte del programa. Siendo varias de óperas totalmente disimiles, los cantantes utilizaban pequeños gestos, movimientos e incluso breves instantes de actuación para poder pasar de pieza en pieza, otorgando al recital una continuidad altamente disfrutable por parte de los espectadores, inclusive para aquellos quienes no se encontraban tan inmersos en la cultura operística.

Buenos Aires, 12/05/2019 Gla Lirica «Fabbrica» Young Artist Program, Teatro dell’Opera di Roma. Foto: Enrico Fantoni

Debemos destacar de la función del Jueves, en particular, los dos bises seleccionados para cerrar la noche: Bella figlia dell’amore (el cuarteto  de la ópera “Rigoletto”) y Oci ciornie (canción popular rusa). En ambas interpretaciones (la ultima siendo exclusiva del barítono Timofei Baranov) se relució el  gran talento que estos jóvenes poseen, ya sea a nivel interpretativo como actoral, logrando un sublime cierre de recital y de noche para Nuova Harmonia. En síntesis, el abono del Teatro Coliseo no flaqueo en este final de temporada 2019, manteniendo la vara de excelencia que sostuvo durante todo el año, con una gran amalgama de grandes exponentes de la música clásica, que supieron deleitar al público argentino con virtuosismo musical. Resta felicitar a los organizadores de este gran abono y cruzar los dedos para que 2020 sea igual de prolifero en artistas y presentaciones dentro de este gran abono, ícono hace años en el fomento de la música académica en la Ciudad de Buenos Aires.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *