BlueberryMusica tuvo el placer de poder conversar con el afamado conductor de origen italiano, el sábado pasado, previo a los ensayos con la orquesta estable del Teatro Colón. Emocionado de estar en Argentina, pese a la cantidad de viajes realizados en tan poco tiempo, nos cuenta un poco de cómo es trabajar con Anna y Yusif y de cómo lograr una buena presentación.

Foto cortesía de Stefania Gamba

A vos generalmente te invitan de diferentes teatros, como el MET o el Bolshoi, como conductor de orquesta. ¿Alguna vez consideraste volver a ser un solista, tal y como empezaste en tu carrera?

Una vez que empecé como conductor, deje a un lado mi instrumento. Ser conductor de orquesta para mí es difícil pero hermoso a la vez. Tuve la oportunidad de estar en grandiosos  lugares gracias a ello, con diversas compañías y tocando diferente repertorio. No es fácil tener esta vida, en donde vas de un lado al otro y se necesitan muchas horas de ensayo, pero es lo que siempre desee hacer desde que era niño, por lo que no lo cambiaría por nada. Soy realmente afortunado de estar  viviendo este sueño junto a mi familia que apoya mi trabajo.

– Su esposa se encontraba en la misma habitación del Four Seasons, escuchando atentamente la entrevista mientras que almorzaba. También se encontraba encantada de recorrer Buenos Aires junto a su marido. –

Trabajaste con muchas celebridades y siguen los proyectos con figuras de renombre, como por ejemplo la próxima producción de La Traviata de la mano de Sofia Coppola como directora.  ¿Te resulta complicado trabajar con estrellas de este calibre?

Yo pienso que aparte de ser estrellas, también son personas muy inteligentes. Por ejemplo, trabajar con Anna y Yusif puede ser divertido e interesante. Ambos no solo son talentosos, sino también increíblemente preparados, por lo que se pueden llegar a discutir posibles arreglos u direcciones para lograr lo mejor de cada performance.

– De hecho, no es la primera vez que trabajan juntos los tres. Han hecho producciones operísticas e inclusive varias series de conciertos en el mundo, por lo que la buena química entre ellos es sumamente notoria. –

Al preparar esta especie de “tours” por regiones: ¿Es difícil armar el programa?

Siempre se trata de pensar en el público que estará presente. Por ejemplo, para esta serie de shows queríamos hacer una selección sumamente especial. Saber que íbamos a estar en el Teatro Colón, deseábamos presentar una selección de piezas en honor a este escenario tan legendario.

¿Cuál es la clave para lograr una buena presentación?

Yo creo que la clave para una buena performance es… talento y estudio. Cualquier obra que se presente tiene que ser con el mejor potencial y con conocimiento de lo que se está por interpretar. Mientras más se sabe respecto de la pieza a conducir, mejor será la presentación de la misma.

El Maestro nos invitó durante su breve estadía en Buenos Aires

Teniendo en cuenta las nuevas generaciones de músicos ¿Cuál crees que es la mejor forma para ayudarlos para lograr sus sueños?

Es importante que los músicos pasen tiempo con los estudiantes y compañías jóvenes para poder transmitir experiencia y conocimiento. Tan solo una semana al año ayuda bastante para que crezcan en el mundo de la música clásica. Hace tan solo unos días, tocamos con la orquesta del Mozarteum de Sao Pablo y la orquesta Juvenil de Lima, y fue increíble ver el potencial que estos jóvenes tienen.

Al principio de esta charla, mencionaste que tu sueño era convertirte en conductor de orquesta. ¿Qué proyectos te gustaría hacer u estar involucrado en el futuro?

– Frente a esta pregunta, se ríe y habla con su manager personal en italiano. Pensó que hablábamos de lo que seguía en su agenda, pero lo que realmente queríamos era saber qué es lo que le gustaría hacer en un futuro como conductor. –

Creo que uno de mis sueños seria tener mi propia orquesta sinfónica para conducir y hacer música de gran nivel.

¿Te referís a tener tu orquesta y componer?

No componer, pero si tener mi orquesta y hacer diversos repertorios sinfónicos.  Desde música clásica hasta obras contemporáneas. Yo creo que un verdadero conductor tiene que hacer ambos, como también operas y sinfonías. Yo particularmente crecí mucho con repertorio sinfónico, pero amo la opera.

¿Conoces algún compositor u obra argentina?  Como por ejemplo, Carlos Guastavino, Alberto Williams, Héctor Panizza u Astor Piazzolla…

No realmente. A ver, conozco Piazzolla muy bien y su música es magnífica. Inclusive, hace unos años, hice un proyecto realmente divertido con uno de sus trabajos sinfónicos y también he tocado con el clarinete varias obras de él. Pese a ello, no tuve la oportunidad todavía de adentrarme en el repertorio argentino. Realmente espero poder hacerlo pronto.

Finalmente: ¿Qué otro estilo de música te gusta escuchar? ¿Quizás música pop?

Amo absolutamente a Frank Sinatra, escucho su música muy seguido. No soy muy fan de la música pop, por lo que no estoy muy acostumbrado a escuchar a los artistas de hoy.

Foto furtiva de BlueberryMusica

Una figura que destacó entre tanto brillo

La conducción del maestro Jader Bignamini no pasó desapercibida entre los asistentes de las dos funciones programadas. Debo decir que, por lo menos ayer, se lo notó suelto y pasional, sobre todo en los intermezzos y oberturas seleccionados para el programa. También debemos destacar que supo salvar la pequeña equivocación del tenor, al entrar a destiempo  en mitad del segundo estribillo del aria Nessun Dorma. Destacamos en especial,la conducción del intermezzo de Manon Lescault.

El maestro tuvo un muy buen debut en Buenos Aires, otorgándole la relevancia suficiente como para que vuelva a ser invitado próximamente. Esperemos que así sea.

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *