En el marco de las funciones de “Fabbrica – Young artist programme” del Teatro Dell´Opera di Roma, en el Teatro Coliseo, BlueberryMusica tuvo el placer de conversar con Eleonora Pacetti, directora de este prestigioso programa que abre las puertas a nuevas caras en el mundo de la lírica.

Buenos Aires, 12/05/2019 Gala Lirica «Fabbrica» Young Artist Program, Teatro dell’Opera di Roma. Foto: Enrico Fantoni

El Programa de Artistas Jóvenes Fabbrica, fundado y dirigido por Eleonora Pacetti, nace en 2016 por voluntad del nuevo Director General de la Opera di Roma, Carlo Fuortes. Con el fin de promover la transmisión de conocimiento y la promoción de nuevos talentos en el campo de la ópera en Italia, en su capital, en el Teatro con tradición centenaria. El trabajo diario de los jóvenes seleccionados, junto con los mejores artistas de la escena contemporánea, fortalece esta etapa muy significativa de su carrera. Dentro de la vasta lista de artistas que han colaborado en este proyecto se encuentran: el conductor de orquesta Jader Bignamini, Antonio Pappano y Roberto Abbado y las cantantes Sumi Jo y Patricia Racette. Su fundadora, Eleonora Pacetti, es una especializada pianista y cantante, que se ha perfeccionado a lo largo de estos años para poder hacer coaching y enseñanza de canto lírico.

¿Cuál es el principal objetivo de la “Fabbrica”, considerando el mundo en el que hoy vivimos?

En el cuadro de un mundo globalizado, nuestro principal principio dentro de este programa de jóvenes intérpretes es basarnos en la tradición de la ópera italiana, siguiendo esta herencia cultural tan antigua y manteniéndola vigente. Eso puede llegar a sonar a que somos bastante conservadores, sin embargo, y al mismo tiempo, no estamos tan cerrados. Justamente, este proyecto de la Fabbrica es el más internacional que la misma Opera de Roma tiene, recibiendo grandes talentos de la ópera, sin importar de donde vienen. En esta última edición, hemos acogido cantantes de Portugal, Cuba, Rusia, e incluso en la próxima tendremos a un cantante de Argentina y otro de Chile. Nunca nos hemos cerrado a recibir talento del mundo y a poder fomentar el potencial de futuras nuevas figuras de la lírica, siguiendo y continuando el legado histórico de la ópera italiana.

¿Cómo se sitúa la formación de estos jóvenes, en una actualidad que se divide entre “tradicionalismo puro” y “experimentación”?

La línea es difícil de marcar, cuando se trata de este arte.  Aún así, todo parte de la partitura, de lo que los compositores han escrito y de la buena interpretación. Sin eso, para mí, no podemos empezar. A los chicos los hago trabajar y estudiar mucho para aprender sobre interpretación y entendimiento musical y actuación. Situándonos en la modernidad, también soy bastante detallista en el movimiento escénico y en la apariencia de los cantantes, dado a que es lo que el mercado exige para que estos intérpretes puedan ingresar y distinguir. Para mí, todo lo que se pueda hacer, se tiene que hacer en base a la música.

¿En la Fabbrica están dispuestos a nuevas composiciones?

Yo creo que se necesita seguir escribiendo música. La primera edición del programa contó con dos compositores internos y hemos realizado dos operas nuevas, con los cantantes que hemos escuchado en la Gala Lírica. Otro aspecto que me interesa es descubrir el repertorio ya escrito, que no es tan conocido, como lo fue justamente este proyecto de opera ítalo argentina. ¿Es opera nueva? En un sentido si, porque es un repertorio que no muchos conocen y hay que redescubrirlo e interpretarlo de nuevo; se sabe de dónde empezamos pero no donde acabamos. En este proyecto ponemos mucho énfasis en tanto la composición de nuevo material, como también en redescubrir obras.

¿Fue un desafío el repertorio argentino?

Por un lado sí, pero por el otro es muy parecido a como está compuesta la ópera italiana. Reanudando el comienzo de esta charla y el énfasis de la tradición italiana de la opera, me gustaría poder seguir con este proyecto y seguir trayendo este tipo de conciertos de ópera Italiana y argentina. Hay que seguir fomentando este vinculo entre ambos repertorios, redescubriéndolo y trayéndolo a diversas audiencias.

Como directora de la academia y cantante: ¿Cuál es tu opinión del mundo de la ópera actual?

Lejos me encuentro de decir que la ópera está muerta porque he visto y sigo viendo gente que está dispuesta a sacrificar todo por este arte. Cantantes de los cuatro rincones del mundo están dispuestos a invertir todo y adentrarse a este mundo de gran tradición musical como es la lírica. Eso puntualmente me parece algo extraordinario y de una motivación increíble. Es un poco como el deporte, que sigue siendo lo mismo pero que va reactualizándose.

Buenos Aires, 12/05/2019 Gala Lirica «Fabbrica» Young Artist Program, Teatro dell’Opera di Roma. Foto: Enrico Fantoni

Agradecemos a Paula Cafferata y a la prensa del abono Nuova Harmonia por facilitar este encuentro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *