Tiene todas las cualidades para ser la próxima diva lírica. Sin embargo, Elsa Dreisig no solo deleita con su talento vocal, sino también con su concientización sobre el medio ambiente y exposición directa a la vida detrás del escenario.


“La soprano Elsa Dreisig está dotada de un bello timbre, y fascinó siempre por su agilidad, lirismo y dulzura.” (Platea Magazine).

Elsa Dreisig tiene todo lo necesario para ser la diva lírica del momento. Sin embargo, lejos de caer en el esperable cliché de una típica estrella de la ópera, su perfil se orienta hacia un lado menos grandilocuente y exacerbado. Sus metas para este año no solamente contemplan debuts y grandes recitales por el viejo continente, sino también aportar parte de sus ganancias a organizaciones que cuidan el planeta, viajar menos en avión, comprar ropa de segunda mano y hasta ver la forma de hacer un compost en su departamento. Definitivamente, esta cantante tiene una gran conexión con temáticas a las que no estamos acostumbrados a oír dentro de la cúpula de la fama de la música clásica y es por ello que hoy te hablaremos un poco acerca de esta destacada interprete.

Para aquellos que no tienen idea de quien estoy hablando: ¿Quién es Elsa Dreisig? Ganadora de varios premios, incluyendo el Operalia 2016, la soprano de 29 años es una de las voces que hoy más resuenan en el mundo de la lírica. Con ya dos trabajos discográficos bajo el brazo y una serie de producciones confirmadas en la Ópera de Paris y en la Ópera Estatal de Berlín, sumados a los conciertos de promoción de su segundo disco “Morgen”, esta cantante resalta por su dinámico y resplandeciente timbre de voz, sumado a un gran compromiso y balance entre voz y cuerpo, logrando interpretaciones sublimes. Recientemente fue la invitada especial de la gira del London Symphonic Orchestra, bajo la batuta de Sir Simon Rattle, llevando la aclamación de diferentes medios especializados.

Como si no bastara ser una figura en asenso dentro de la lírica, Dreisig aprovecha su posición en el mundo de la ópera para concientizar sobre la vida y el planeta. Basta con entrar a sus posts de Instagram para leer muchísimas reflexiones sobre la vida moderna y en especial la que ella lleva, dando un directo inside de sus pensamientos y actividades y a la difícil vida de una cantante lírica que se encuentra dando sus primeros pasos a escalas internacionales, a sus miles de seguidores que la acompañan virtualmente.


“La razón por la cual quise compartir estos pensamientos con ustedes, es para que yo/nosotros sepamos que todas las redes sociales de comunicación no son prueba de lo que valemos como personas y, en mi caso, de lo que valgo como cantante de ópera. Solo nuestro verdadero trabajo y ética en esta vida deben ser importantes. El resto solo tiene que ser por diversión… o para compartir belleza… o simplemente para compartir imágenes que nos gustan a nosotros! No tiene porqué definirnos.” de su cuenta oficial de Instagram

Elsa Dreisig marca el ya comenzado cambio paradigmático de la lírica. Hoy en día estamos cada vez más alejados del divismo inalcanzable, siendo que hoy los cantantes prefieren tener un contacto más directo y descontracturado con su público y aprovechando su plataforma para ayudar y concientizar.

Acerca de: Su debut y su reciente lanzamiento “Morgen”

Su debut discográfico, lanzado en 2018, fue muy bien recibido por la crítica. El mismo configura más como una carta de presentación de la gran amalgama de personajes que puede abordar con su sutilmente bella voz. Justamente es el concepto de “Miroir(s)” – espejos, en francés – el que relata diversos reflejos de lo que usualmente vemos en un personaje de ópera. Con “Morgen”, su reciente y alabado segundo disco, la cantante adopta una postura aún más conceptual, eligiendo piezas de Duparc, Rachmaninoff y Strauss con las que se comienza un viaje, de principio a fin. La misma Dresig, al momento de presentarlo en sus redes sociales, bromeó con que era parecido a un álbum de Pink Floyd, recalcando el hecho de que cobra un sentido especial cuando se lo escucha de acuerdo al orden elegido. Efectivamente, los poemas y la música compuesta por aquellos tres compositores son brillantemente interpretados por la soprano y el pianista Jonathan Ware, recalcando especialmente “L’invitation Au Voyage”, “La Vie Antérieure” y la mítica “Chanson Triste” de Duparc. Para quienes tienen un oído entrenado y ganas de experimentar diversos escenarios en su mente, recomendamos escuchar “Miroir(s)”, puesto a que posee una gran paleta de personajes de la lírica. Quienes estén “dispuestos a viajar”, no podemos no recomendar “Morgen” y su exquisitamente meticulosa selección de obras que, en su conjunto, configuran todo un viaje por las poesías de dichas composiciones y por la misma voz de la soprano Elsa Dreisig.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *