Fotos de Liliana Morsia

La propuesta de cierre de la temporada de 2018 de Juventus Lyrica, trae uno de los máximos exponentes de la grand opera francesa. Controversial por tratarse de una de las más icónicas historias de la cultura inglesa, cantada en francés, Hamlet de Ambroise Thomas otorga una visión más profundizada de los diversos sentimientos del afamado príncipe de Dinamarca respecto la muerte de su padre y todos los demás hechos que acontecen luego de la misma.

La creación original de Thomas contaba con un final mucho más optimista, culminando con la coronación de Hamlet. Esto fue duramente rechazado por el público ingles, considerando la ópera una aberración en toda su complexión. Así fue como esta obra tuvo dos finales: uno con Hamlet rey y otra, más acotada y con cambios en la música instrumental, con la muerte del mismo. Creo que fue una maniobra hábil y hasta conciliadora, por parte de los directores Hernán Schvartzman y María Jaunarena, el conservar la música original pero con el final trágico. Así, se logro mantener una de las esencias más importantes de la historia mientras que la composición instrumental de Thomas permanece intacta. La injusticia que Hamlet sufre, representando a su vez y de a momentos las cualidades de un anti héroe, se demuestra a la perfección en esta última producción del año de  Juventus Lyrica.

Armando Noguera es el encargado de dar vida a este mítico personaje que también conforma uno de los más dramáticos y protagónicos roles para barítono. Con una extremadamente convincente performance, tanto en el canto como en su actuación, el Sr. Noguera logra llevar de forma muy natural a este atormentado príncipe entre sus altibajos emocionales. Su presencia en el escenario resaltó por sobre la cantidad de voces talentosas que esta producción cuenta, ya sea desde los demás como coprotagonistas hasta los miembros del coro.

El punto más interesante, que se configura como la razón principal por la cual es altamente recomendable ir a ver y escuchar esta ópera, es la historia de Ofelia. Si bien no hay un desarrollo profundo acerca de su vida, esta ópera le otorga un lugar más importante en el relato, otorgando una increíblemente bella representación de su poético final. En el texto de William Shakespeare, la muerte de Ofelia pasa casi desapercibida, siendo la misma relatada por la reina Gertrude. En esta obra, Ophélie tiene una de las partes más bellas y conocidas en el mundo de la lírica: su escena final de locura y muerte. Interpretada de forma excepcional por Laura Pisani, no extraño para nada que la mayoría de los aplausos se los llevara el bien logrado momento culmine de este personaje. Su voz logró adaptarse perfectamente a la euforia y desazón que Ofelia padece hasta su último respiro, manteniendo matiz e intensidad durante toda su duración.

Fotos de Liliana Morsia

Quedan las funciones de esta noche y la del sábado 10 de Noviembre, en el Teatro Avenida. No se pierdan la oportunidad de ver esta grandiosa última producción del 2018 de Juventus Lyrica.

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *