“Brightest Blue” muestra una faceta vulnerable de la afamada cantante pop Ellie Goulding, quien logró traducir sus propios cuestionamientos a un compendio de 13 canciones muy bien logradas, con sonidos que evidencian su talento musical.

Ellie Goulding está conforme con quién es ahora y ese es el mensaje que trata de converger en este disco: una esperanza de que todo va a mejorar. Particularmente, ella ha confesado que “Brightest Blue” es como un relanzamiento de ella como artista, poniendo más énfasis en su habilidad para con la composición de letras de canciones. Más precisamente, siguiendo unas declaraciones realizadas al medio “USA Today”, la artista comentó que, en la realización de “Delirium”. ella eligió un camino que la llevó a tener un “big pop star moment” del que no se sintió del todo cómoda al final. Esta bifurcación en el camino de la autenticidad como artista la llevó a replantearse un montón de sentimientos como cantante y es con este disco que nos muestra una faceta muchísimo más honesta y directa del corazón. 

“Brightest Blue” se compone de dos partes: el disco principal y “EG.0”, el cual contiene algunos singles que ya había lanzado anteriormente. Esta división se condice con la idea de mostrar, de forma complementaria, su lado pop con su cara más vulnerable y honesta. Al referirnos a su lado más “sincero”, no queremos decir que estas canciones no sean épicas, puesto que el disco logra – de forma bien coordinada – una serie de climas que contribuyen con la trama de “redescubrimiento”. Así lo podemos notar en las canciones “How Deep is too Deep” o en la dupla de “New Heights” + “Ode to Myself”, en donde los arreglos orquestales se suman a los “arreglos electrónicos” y conforman un sonido cuasi cinematográfico. 

Foto: Louie Banks

A nivel sonido, el disco merece grandes alabanzas. Es muy evidente que la producción fue meticulosa, no solo en cada composición, sino en el orden en que cada tema se presenta. Quizás el único desacierto de todo el trabajo sea “Tides”, canción evidentemente pop que por poco desentona con todo el disco, pero que, siguiendo el storytelling (que se puede leer en Spotify), se logra encontrar un sentido a su existencia y posicionamiento en el tracklist. 

Goulding, a lo largo de su carrera, ha mencionado que Bjork forma parte de una de sus inspiraciones musicales. En “Brightest Blue”, esta influencia parecería ser más notoria, incluso teniendo en cuenta que el track que da inicio al disco – “Start” – cuenta con la colaboración del gran vocalista “serpentwithfeet”, quien casualmente ha colaborado con Björk en uno de sus últimos singles “Blissing me”. 

Si bien el disco cuenta con grandes composiciones, el cierre del mismo es lo mejor de todo este trabajo. La seguidilla de “Flux” y la title song “Brightest Blue” es sencillamente hermosa y extremadamente bien lograda a nivel musical, siendo la letra de ambas el toque distintivo de excelencia que marca este trabajo como uno de los mejores de este 2020. Quizás el disco “Brightest Blue” no sea el mejor disco pop de este año, pero definitivamente es uno de los mejores trabajos de estudio que este tumultuoso 2020 nos ha regalado. 

“Brightest Blue”, el nuevo álbum de la cantante Ellie Goulding, se encuentra disponible para ser escuchado a través de todas las plataformas de streaming.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *