Ivo Dimchev se presentó en Buenos Aires, en el marco de una serie de presentaciones y seminarios organizados por Panorama Sur. BlueberryMusica estuvo presente y tuvo el placer de conversar con este artista de características sin iguales, durante su breve estadía en la capital porteña.

Foto de su Solo Concert, cortesía del CCK y Panorama Sur.

Se le pueden le pueden atribuir muchos títulos a este artista búlgaro: coreógrafo, pintor, performer, cantante y compositor. Con una extensa carrera en el área del arte contemporáneo, Dimchev hoy se da el lujo de prestarle un poco más de atención  a su faceta de cantautor, a los efectos de cambiar y poco y explorar la creatividad que la música puede ofrecer. Poseedor de una voz capaz de alternar entre las escalas vocales de un barítono, hasta llegar a un matiz similar al de un contratenor, parecería que el performer se dedicó toda su vida al canto. Sin embargo, y pese a que si se ha dedicado al canto, el hecho de contar con esta poderosa voz de tintes líricos se atribuye a hechos y casualidades que generaron, indirectamente, un impacto positivo en la forma de cantar.

“Yo siempre canté, inclusive desde chico. Mucha gente me pedía de cantar y yo lo hacía, aunque nunca lo tuve como algo muy presente. Antes tenía más en mente el ser un actor o coreógrafo y así lo fue hasta hace unos pocos años que me dediqué más seriamente al canto.”

Así comenzó nuestra entrevista con el artista búlgaro, que hoy recorre el mundo, no solamente como un consagrado artista y coreógrafo, con una extensa variedad de espectáculos, sino también como un cantautor empapado de gran expresividad y con una voz bastante única.

Pero entonces nos decís que nunca tuviste un entrenamiento profesional de tu voz.

Intenté, en su momento, el tomar clases de canto. No resultó por la simple cuestión de que la música clásica en sí es muy estructurada y con una gran disciplina. Antes de abocarme a esta fase de compositor y cantante, mi canto surgía en forma de improvisación. Gran parte de mis espectáculos son de improvisación o con pequeñas partes cantadas que, inclusive, me daba el lujo de cambiar, dependiendo la ocasión.

Lo que sí puedo decir es que, por una cuestión medica, tuve que aprender una serie de ejercicios respiratorios. Los mismos me otorgaron nuevas formas de respirar que incidieron indirectamente en la forma en que canto, lo que en cierta forma se relaciona con la respiración de los cantantes líricos.

Durante nuestra entrevista

¿Y por qué ahora te adentras en la música y no antes?

Porque mucha gente me dijo, a lo largo de los años, que fragmentos de mis espectáculos podrían tranquilamente formar canciones o “singles”. Me pasó mucho con “I-Cure”. Entonces decidí darme la chance de poder explorar el mundo de la música, desde la plataforma y reconocimiento que tengo como artista contemporáneo.

Habiéndose presentado en las más prestigiosas salas de Europa, Dimchev no le teme a tener que ir a lugares más reducidos para presentarse como cantante. Sin embargo, con esa impresión de artista que da sus primeros pasos en el mundo musical, ya se ha presentado en lugares de renombre, como el Hotel Café de Los Ángeles, la Sala Argentina del CCK e incluso fue invitado a participar del famoso certamen X-FACTOR (con Robbie Williams como jurado, entre las demás figuras que componían el panel).

Para vos ¿presentarte en X-FACTOR fue una experiencia similar a tu concierto del sábado en el CCK?

Esa ocasión  en particular fue bastante emocionante y con muchos nervios; ya de por sí la dinámica del show hace que estés bastante frenético. Sacando esa oportunidad, siempre trato de poder estar más relajado y conectarme con el público. Tengo las habilidades de poder generar impacto, en un estilo medio “diva”, donde mezclo la presencia escénica con mi voz, pero prefiero no hacerlo. Durante mucho tiempo sentí la necesidad de mostrarme fuerte en el escenario, generando mucha expectativa en la gente… hoy deseo más el poder conectarme con la audiencia, dado que prefiero estar más acompañado de la gente, que estar solo y vulnerable en el escenario.

Los espectáculos de Ivo Dimchev representan ideas bastante profundas y hasta filosóficas de la realidad humana. Así fue no solamente con el espectáculo que presentó en el Teatro San Martin, sino también el “Selfie Concert” de Chile, en donde se invierte la noción narcisista de la autofoto para concentrarse en el otro (en este caso, en él, dado que si los asistentes no iban a sacarse selfies continuamente junto a él, el concierto se detenía intempestivamente). Estas nociones deconstructivas del ser humano actual son claves en las presentaciones de este artista búlgaro. Hoy, si bien está en una faceta más tranquila y de exploración de la música, toma los elementos expresivos de su arte coreográfico y los aplica, cuando puede, a sus conciertos. Así es como logra agregarle una cuota de expresividad a sus canciones, logrando una experiencia que involucra lo auditivo y visual.

Foto de su Solo Concert, cortesía del CCK y Panorama Sur.

Por el momento él solo interpreta sus propias composiciones, aunque cada tanto hace un cover de algún compositor que le interese o utiliza alguna otra composición. Así fue cómo en su concierto utilizó la letra de “The Man I Love” de Gershwin y un poema de Emily Dickinson, a las cuales les agregó su propia melodía. Colaboraría con artistas que sienta que estarían en la “misma página” de creatividad, como Björk, aunque no le molesta trabajar a su forma y solo él.

Respecto a su recital en la Sala Argentina, debemos decir que nos tomó por sorpresa a la gran mayoría del público. Si bien muchos ya seguían al artista desde antes, el verlo en vivo puede ser una experiencia reveladora. En este caso, el resultado fue una velada donde Dimchev demostró todo su poder vocal y logró mantener un dinamismo con el público, que tuvo un papel protagónico a la hora de decidir de qué forma sería interpretada cada canción. El cantautor supo conservar al público cautivado durante un show de hora y media que culminó con una sesión de selfies sobre el escenario, un final que condice con la calidez que este cantante tiene para con sus seguidores.

Prometió volver, luego de dos noches de mucho éxito en la ciudad de Buenos Aires. Esperemos que así sea.

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *