Blueberry en Milán: El Teatro Alla Scala y el estreno de «Die Tote Stadt»

Klaus Florian Vogt y Asmik Grigorian en ‘Die tote Stadt’ Foto: BresciaAmisano

El Teatro Alla Scala es uno de los recintos más importantes en la historia de la humanidad. Esto se debe a la cantidad de obras, que fueron interpretadas por primeras vez en este bello teatro inaugurado en 1778. Con varias renovaciones y modificaciones en su haber, algunas forzosas y otras siguiendo los ritmos acelerados de la tecnología, hoy sigue siendo uno de los principales puntos de fomento de la lírica y danza en el mundo. BlueberryMusica tuvo el placer de poder asistir a la función de “Die Tote Stadt” de Erich Korngold y poder ingresar por primera vez a este bello y legendario espacio de fomento del canto y baile.

Si bien La Scala posee una estructura mucho más reducida que otros teatros, no deja de contar con una gran imponencia. Diseñada por el arquitecto neoclásico Giuseppe Piermarini, este edificio sirvió durante mucho tiempo como un símbolo de grandeza y aristocracia pero también de profundo conocimiento por parte de sus asistentes, en especial en lo referido al canto lirico. Públicos enardecidos pasaron por este lugar, celebrando y rechazando de manera popular diversas producciones y cantantes a lo largo de los años. Haciendo una nota particular respecto a esto último, hay un lugar específico para aquellos fanáticos de la lírica y es el “Loggione” (lo que, tomando de referencia nuestro Teatro Colón, sería la parte más elevada, donde se encuentra el paraíso. Desde aquel lugar han dado el visto bueno y malo de forma sumamente radical, sin mesuras al momento de tener que abuchear a grandes nombres de la lirica pasada y actual (desde Maria Callas y Montserrat Caballé hasta Cecilia Bartoli y Roberto Alagna).

Foto: BresciaAmisano

Blueberry tuvo el placer de asistir por primera vez a este legendario teatro, en lo que es la producción estreno de la ópera más conocida de Korngold. Basada en el libro “Bruges-la-Morte”, esta ópera en tres actos es un eterno contraste entre la vida y la muerte, encontrándose el protagonista lidiando con ambas a lo largo de toda la historia. Generalmente las puestas de esta ópera tienden a poner un especial énfasis en el color amarillo (por la significancia del pelo rubio en la historia), mientras que el resto de la estética es con cierta penumbra y carencia de color vibrante. Sin  embargo, La Scala fue más allá de lo fácilmente interpretable, tanto del libro como del libretto. No falto el rubio, pero el rojo fue el color predominante en esta magnífica puesta en escena que logró capturar los sentimientos sumamente efusivos que Paul tiene a lo largo de toda la obra, logrando dar una bella y bien lograda demostración del simbolismo que caracteriza la novela en la cual esta ópera se basó. El tenor Klaus Florian Vogt nuevamente dio una presentación impecable y la co-protagonista, Asmik Grigorian, no se quedó atrás; la química que estos dos cantantes han tenido a lo largo de esta ópera fue simplemente asombrosa, creando los grandilocuentes climas que esta obra posee (entre ellos, el más conocido es el dueto «Glück das mir verblieb»). Por último y no menos importante, cabe resaltar la relevancia de esta producción en la reinvención de ciertos detalles, que tienen un mensaje político bastante contundente, como por ejemplo los soldados alemanes danzantes del segundo acto (cabe destacar que esta ópera estuvo prohibida durante la dictadura Nazi, por la herencia judía de su compositor).

Foto: BresciaAmisano

La ópera estará en el cartel del Teatro Alla Scala hasta el 17 de Junio. Agradecemos a la prensa del teatro por extendernos una invitación, para poder asistir a esta grandiosa producción a cargo de Graham Vick y con conducción de orquesta de la mano de Alan Gilbert, y a nuestra compañera Silvana Gonzalez Suarez quien asistió y ayudo con la reseña de esta ópera.

Capturas en el Teatro. Foto superior de BresciaAmisano

¿Sabías qué…?

La Scala fue el lugar de estreno de óperas legendarias que forman parte del legado musical de la humanidad. Por mencionar algunas: Madama Butterfly, Norma, Turandot y La Wally.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Translate »
Follow by Email
Facebook
Twitter
Pinterest
Instagram