Finalmente ha llegado el turno de Argentina de dar sus primeros pasos en la apertura de los Teatros, luego de que cerraran definitivamente por el estallido inicial del COVID-19.
¿Cómo será todo ahora?

Si bien los cantantes líricos y artistas del mundo del teatro han expresado su descontento respecto a la escasa protección gubernamental para con sus profesiones, parecería que el lunes pasado recién fueron efectivamente escuchados. En una manifestación que cortó la calle corrientes, una movilización que integraba un variopinto de talentos artísticos se unió para reclamar la apertura de los teatros en Buenos Aires. Figuras excelsas de la lírica nacional, acróbatas y arlequines y artistas de renombre en el mundo artístico (cómo Flavio Mendoza, Georgina Barbarrosa, Carmen Barbieri, entre muchos otros y otras) alzaron su voz para que el Gobierno de la Ciudad y el Estado Nacional puedan dejar de posponer el tratamiento de un protocolo para la efectiva apertura de los teatros. Ante la llamada de atención de este vasto grupo artístico – y la presencia de los medios para difundir esta marcha – el Ministerio de Cultura de la Ciudad ha informado que se ha presentado un protocolo sanitario para la reapertura de salas teatrales, el cual deberá ser aprobado por Nación.

¿Es posible que se puedan abrir los teatros, aún enfrentando una pandemia? Europa ha demostrado que sí. Si bien hoy el panorama es un poco desconcertante en algunas capitales artistas del viejo continente, gran parte de las ciudades con teatros de renombre han abierto sus teatros frente la necesidad de no abandonar a los artistas a la suerte. Italia y España fueron un ejemplo de la nueva normalidad en el ámbito teatral – y más precisamente dentro del mundo de la lírica – pese que su situación haya retrocedido fases de control del COVID-19, a nivel país. Se dice que, en Buenos Aires, la capacidad de los teatros estará reducida al 30%; esto reduciría, por ejemplo, a 746 localidades al Teatro Colón, 525 al Auditorio Nacional del CCK y 360 a la Sala Sinfónica de la Usina del Arte.

Con la apertura de los museos, el CCK no solo abrirá sus puertas sino que también tendrá un espectáculo de apertura con Matías Sagreras en el órgano Klais Opus 1912, el dúo integrado por Nadia Larcher y Andrés Beeuwsaert, y en un cierre de la mano de el pianista Horacio Lavandera con obras de Astor Piazzolla.

Al día de hoy, el panorama es alentador. El Teatro Colón se ha sumado a los proyectos vía streaming que se vienen realizando en particular como en el Auditorio Nacional del CCK y el Teatro Coliseo, a los efectos de grabar nuevos recitales para el disfrute del público nacional e internacional. Por otro lado, esta iniciativa por parte de las autoridades del Gobierno de la Ciudad sería la primera luz verde para que los teatros enfrenten una gradual apertura. La cultura, como tal, es un derecho humano esencial que no solo hace nuestra vida y formación como personas y ciudadanos, sino que también su desarrollo conforma nuestro legado a la humanidad frente al paso del tiempo. Aunque sea en poca capacidad, los artistas y el público necesitan una gradual vuelta a la vida artística que caracterizó durante tantos años a la Argentina y así poder salir de la oscuridad que este virus nos ha traído a todos este año.

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *