El guitarrista se presentó en el Teatro Ópera Orbis en un despliegue de casi dos horas de puro virtuosismo musical.

En orden: Roig Kemuel, Al Di Meola y Fausto Beccalossi

El músico ofreció a su público argentino un concierto en el cual recorrió piezas icónicas de su carrera, como también canciones de su último trabajo discográfico “Opus”.  Cuando no nos deleitaba con música, contaba historias que marcaron su camino. La historia detrás de la portada de este último disco (en base a un viaje que realizó al pueblo italiano de su bisabuelo), el origen  de “Ava’s Dream Sequence Lullaby” e incluso confesar su increíble devoción por el afamado bandoneonista argentino Astor Piazzolla, siendo que para él “ningún compositor lo ha tocado de la forma en que su música lo ha hecho”.

Actualmente, pocos músicos logran prescindir de la voz para poder contar historias. En el caso de Di Meola, no relata una, sino varias a la vez. De una extraña e interesante forma, todas las melodías de cada canción son disimiles y, a la vez, interconectadas. Así es como genera que dos composiciones sumamente diferentes, como “Because” de The Beatles y el “Doble Concierto” de Piazzolla, logren tener una cierta correlación que solo él y sus músicos podían lograr. El recital, en sí, se caracterizó por sonar sumamente espontáneo y natural, pese a que el setlist ya estaba predeterminado.

Roig Kemuel (piano) y Fausto Beccalossi (acordeón) fueron los que también estuvieron presentes en la noche de ayer. En varios momentos a lo largo de la presentación, tuvieron momento de lucir su virtuosismo musical mientras que seguían al guitarrista. Parecería una combinación bastante ecléctica y poco frecuente la que fue presentada sobre el escenario del Teatro Ópera, pero es en el talento fusionado de esos tres músicos en donde todo cobraba sentido, haciendo parecer que esas canciones fueron hechas para ser interpretadas por ellos.

Es realmente grato cuando personas, de talento inconmensurable, ofrecen un show tan completo y variado en estilos musicales. Uno sencillamente podía cerrar los ojos y las mismas cuerdas que Di Meola toca podrían llevarte de viaje a distintos lugares recónditos del mundo. Ya para los dos bises que hubo, el público aplaudía fervientemente al guitarrista y sus músicos, agradeciendo un show que duró casi dos horas.

Agradecemos a Pash! Entertainmet y a Debora Filc Prensa por la invitación a cubrir esta presentación. Deseamos que pronto el guitarrista vuelva a deleitarnos, quizás con algún viaje al interior del país para quienes se les dificulta llegar hasta territorio porteño.

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *